30.10.12

Anoche te soñé tanto que mi cuerpo sentía como cada beso se derretía sobre mi piel cálida ardiente y suave, Llena de deseo por mi amor... Sentir como tus labios recorren cada espacio de mi cuerpo desnudo, quemándose lentamente, sintiendo ese enorme calor de tu pasión de fuego hasta llegar al más sublime de mi locura, de la desesperación de mi pasión prohibida de amarte dulce amor mío dueño de mi alma.

1 comentario:

Manolo B log dijo...

Que esos sueños se conviertan pronto en realidad...